Boletos Edmonton


Niegger: tenemos de que hacer el Museo de La Negra.

Este Negro – con sus típicas Tinelliadas – acaba de encontrar, en un hueco que salió a la luz después de permanecer en una caja por largos años, un boleto tipo Edmondson “Vicente López – Retiro”. La fecha no se ve con claridad, pero me parece que dice “22 – xxx – 86”. Ochenta y seis, buen año: década del 80, 6° grado, Maradona. Como recordará, la fecha se grababa detrás, con un moderno sistema que dejaba una marca en el cartón. Mire si habrá sido moderno que su huella perdura hasta la actualidad. En el documento también se afirma que es “VALIDO PARA LA FECHA”, su SERIE es la O3, y el número de boleto, el 56135. Su precio fue de Australes 0-130, y claramente deja asentado que de trata de “C. Única”. Sólo con el tiempo supe que “C” era “Clase”, aunque no puedo entender al sujeto que decidió poner un cartel en todos los vagones, siendo su utilidad al menos cuestionable. Probablemente haya tenido una imprenta, que le vendió a los Ferrocarriles del Estado una interesante cantidad de carteles inútiles. Por último, hay unos códigos cuya interpretación me resulta compleja: 2239-0040-40. Lamento desilusionarle, pero… su tonalidad es completamente blancoacartonada.

Lo interesante del caso es que en verdad, encontré lo que aparentemente fue “mi colección”. Hay boletos de Acassuso (en este y otros casos, “correctamente” subdividido por la mitad de color naranja y blanco), Bahía Blanca (exóticamente, con líneas rojas!), Florida, A. del Valle, Tigre, San Fernando, Córdoba, Ing. Jacobacci y hasta San Pedro. Evidentemente, no todos estos viajes fueron hechos por mi persona, lo cual plantea una interesante pregunta: ¿era yo un temprano coleccionista? Ahora recuerdo muy vagamente haber seleccionado una breve muestra de una profusa cantidad de boletos tipo Edmondson, instintivamente acumulados vaya uno a saber por qué. En algún momento fueron guardados en una caja, en una lejana tarde de Vicente López. No puedo reconstruir el pensamiento de aquél tiempo, pero la evidencia arqueológica muestra que hubo un criterio de selección: no hay destinos repetidos. En caso de haberse tratado de una muestra aleatoria, habría una sobre representación de “Vicentes Lópezs, As del Valles, Belgranos y Rivadavias”, en detrimento de – sin ánimo de ofender – “Lisandros de la Torres”. ¿Quién – digamoslo –: QUIÉN, se bajaba en Lisandro de la Torre? ¿Eh? En fin, daría para una conversa de color. Espero poder compartir el hallazgo en algún momento, sea en Miami o en Argentina (o por qué no, tal vez en Mozambique, donde me parece que no hubo boletos tipo Edmondson).

Le adjunto un registro fotográfico para que se deleite. Tá bien, la fotografía digital no es lo mío, empezando por la fecha (que no sólo está errada, sino que además está mal).

Será HMV,
nN

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s